Articulos

domingo, 21 de diciembre de 2008

1/2 Media Maratón Los Palacios 08


MI 1ª MEDIA MARATON "LOS PALACIOS"



Hola amigos, llegó el gran día, nuestra gran y esperada cita “La Media Maratón Sevilla los Palacios”. Esta sería la primera para algunos y una más para otros. A continuación voy a intentar resumir una experiencia nueva por mi parte y la de muchos de los que participamos.



Bueno llegó el gran día después de muchos entrenamientos y carreras populares recorridas, hemos aprendido tanto de ellas que nos motivan a seguir en nuestra lucha. A las siete de la mañana suena el que nunca falla, nuestro querido amigo el despertador. Me aseo con muchos nervios como si fuera un niño pequeño que va de excursión con al cole. Lo tengo todo preparado en el salón para no hacer mucho ruido a las peques. A las ocho hemos quedado en nuestra plaza, la plaza de salida de todas las carreras. Mientras espero a los compis suelto un poco los nervios y me relajo. Una vez estamos todos me llevo una sorpresa, nuestro compañero Salvador no va a correr, prefiere animar que es algo raro en él, ya que no se pierde ninguna. Se estará reservando para la de Jerez. Los que vamos a enfrentarnos a la gran guerra son: nuestro director Matoro, el incombustible Ignacio, los veteranos Chema y Marabante, nuestro amigo Ale y un servidor (MaJesus).

Dividido en varios coches, nos desplazamos a Los Palacios. Llegamos sobre las nueve, buscamos el parking sin problemas y nos dirigimos a la salida del bus. La primera anécdota, vemos un BMW con una música pastillera con los cristales bajados y en su interior “sorpresa”, un señor ya mayor tomándose un respiro acostado en el asiento del conductor. Se presentaba bien animada la mañana. Encontramos la avenida de la meta con un despliegue increíble, gradas, pancartas, banderas... esperamos llegar a verlas llena de gente. Llegamos a la parada del autobús de salida y mientras esperamos cola nuestro amigo Ignacio quiere desayunar, no había comido nada antes de salir de Jerez. Ya montado en el autobús, salimos de Los Palacios con dirección a Dos Hermanas, cruzamos y salimos de un polígono de naves. Entramos en Bellavista, una barriada de Sevilla. Cuando nos bajamos del autobús, de buenas a primera ¡un ambientazo impresionante! gente por todos lados, coches, autobuses.... Luego nos dirigimos a la recogida de dorsales. Todo muy bien organizado, por clubes y orden alfabético. Recogemos los nuestros y una novatada, ¡no dan imperdibles! nos quedamos todos alucinados, pero gracias a nuestro compi Ale que lleva en la mochila una colección de otras carreras, nos los repartimos. Luego nos dirigimos a la salida entre nervios, risas y consejos de nuestros compañeros mas veteranos que han pasado ya por varias carreras como estas, comenzamos estirar y calentar.

Se respira tensión en el ambiente. De pronto llaman a todo el mundo a la salida cuando... se escucha el pistoletazo, nos deseamos suerte y nos vemos en la meta. Los primeros kilometros los pasamos por un polígono industrial que es un autentico río gente. Se pierden los compis pues no puedo seguir el ritmo de ellos. Intento coger el mío propio pero la gente te lleva en volandas. Me pasan muchos de todas las nacionalidades portugueses, argentinos.... Voy bajando revoluciones. Cogemos una rotonda y miro hacia detrás ¡es impresionante que de corredores!, dejo la avenida y cogemos una comarcal. Empiezan los avituallamientos, ¡que excelente organización!. En el kilómetro cinco se estira tanto el grupo que se pierde en el horizonte la cabeza del pelotón. Observo que en los laterales hay muchos ciclistas acompañando y dando ánimos. Cuando me doy cuenta estamos en el km diez. Con la ilusión siguen pasando los km hasta enfrentarme a los km más duros, ya que estoy en tierra de nadie y nunca he recorrido más de 15km. Después de una recta se ve una pendiente dura, la que refleja el km diecisiete. Empiezo a subir bien, después a recuperar relajándome para coger algo de aliento perdido por el esfuerzo. De buenas a primeras en un cruce de caminos, que siempre hay gente dando ánimos, veo a un guardia civil dando gritos. ¡¡Sorpresa!!, es nuestro amigo y compañero Carlos que estaba de servicio. Al verle animándome, me pega un subidon de moral y ánimos, que se me olvidan los km. ya recorridos. Me encuentro a corredores que empieza a recuperar andando, les doy ánimos y me dicen que un minuto recuperan aire y siguen.

Bueno que ven mis ojos, pedazo de puente para subir por una autoría. Creo que estamos en Los Palacios, otra alegría. Las piernas empiezan a decir que esto no es lo que estaban acostumbradas y comienzan a flaquear. La gente en las aceras no paran de dar ánimos y los niños me ponen las manos para chocar las palmas. Felicidad y alegría se mezclan con el cansancio que se esfuman cuando veo a unas niñas que me recuerdan a las mías, que no han podido venir por los males. Sacando fuerzas de donde no las hay, paso por rotondas, calles interminables, ¡dios mío donde me he metido, esto es la leche, vaya avenida repleta de gente!. Ya veo la meta y esprinto, creo que por el subidón de la gente y… objetivo cumplido. Ha merecido la pena sufrir pero la recompensa es grandísima. Solo nos queda recoger muestras camisetas, trofeos y tomarnos un tentenpie antes de volver a casa.

Bueno, esto es todo. Creo que ha sido una experiencia nueva y merece la pena perder tantas horas de entrenamiento y robar tantas horas a mi familia, a las que les doy las gracias por aguantar a este papi tan pesao. Animo a todos mis compañeros, a los que me acompañaron y a los que se quedaron en casa, para que en la próxima nos veamos. Un saludo a los aficionados que siempre nos acompañan. Hasta la próxima carreras amigos.



Realizado por.- MaJesus.

1 comentario:

juan carlos dijo...

perfecta la narracion de Majesus.el año que viene estare alli